Si quieres buscar en ACLAtcu...

Los orígenes

Los orígenes

La Asociación de los Cuerpos Superiores de Letrados y Auditores del Tribunal de Cuentas se constituyó en 1979 con la denominación de “Asociación de Censores, Letrados y Contables, del Tribunal de Cuentas”.

La denominación transcrita procede de que en 1979, aún vigente ya la Constitución de 1978, era todavía aplicable la Ley de 3 de diciembre de 1953, sobre organización, funciones y procedimiento del Tribunal de Cuentas del Reino, modificada por Ley 87/1981, de 23 de diciembre, la cual en su artículo 9 establecía que «el Tribunal, para el ejercicio de sus funciones, estará asistido (entre otros) de … un Cuerpo Especial Técnico de Censores, Letrados y Contables» y en el 34 que «el ingreso en (dicho Cuerpo)… se verificará siempre mediante oposición».

Posteriormente, la Ley Orgánica 2/1982, de 12 de mayo, del Tribunal de Cuentas, dispuso en su transitoria tercera que «los funcionarios actualmente al servicio del Tribunal de cuentas continuarán desempeñando su función en la forma que determine la ley de Funcionamiento y, en tanto no entre en vigor dicha ley, en la forma establecida por la legislación vigente con las adaptaciones requeridas por la presente Ley Orgánica» y, por fin, la Ley 7/1978, de 5 de abril, de Funcionamiento del propio Tribunal, crea el Cuerpo Superior de Letrados del Tribunal de Cuentas y el Cuerpo Superior de Auditores del Tribunal de Cuentas (disposición adicional cuarta.1) y declara a extinguir el Cuerpo Especial Técnico de Censores, Letrados y Contables, del Tribunal de Cuentas (disposición adicional quinta.1).

«El Tribunal, para el ejercicio de sus funciones, estará asistido (entre otros) de […] un Cuerpo Especial Técnico de Censores, Letrados y Contable»

La Asociación de Censores se constituyó mediante Acta, fechada a 26 de junio de 1979 y firmada por D. Andrés Asensio Escudero, D. Sergio Enrique Asenjo Martínez, D. Manuel Jover Moreno y D. Miguel Álvarez Bonald, todos ellos miembros del Cuerpo Especial Técnico de Censores Letrados y Contables del Tribunal de Cuentas, que expresaron su propósito unánime de constituir la Asociación de Censores Letrados y Contables del Tribunal de Cuentas, asumieron la cualidad de promotores de la referida Asociación comprometiéndose a realizar las gestiones precisas y cumplir los trámites necesarios, que la legislación aplicable preceptuaba, para la constitución de la misma y aprobaron sus Estatutos provisionales, que en su artículo 4 preveían los requisitos para pertenecer a la Asociación y en su disposición transitoria establecían que «a efectos de lo previsto en el artículo 4º de estos Estatutos, por lo que se refiere a la recepción de peticiones de afiliación y posterior admisión encomendadas al Consejo Rector, se ejercerán por la Junta de Promotores de la Asociación, que quedará automáticamente disuelta cuando los miembros del Consejo Rector elegido por la primera Asamblea General, tomen posesión de sus cargos».

La Asociación de Censores pasó a denominarse Asociación de los Cuerpos Superiores de Letrados y Auditores del Tribunal de Cuentas con la modificación de sus Estatutos, aprobada en la Asamblea General Extraordinaria de 29 de junio de 1989, y por Resolución de 25 de septiembre de 1989, del Tribunal de Cuentas, se ordenó la publicación ‒aparecida en el BOE de 4 de octubre de ese mismo año‒ de las relaciones de los funcionarios integrados en los Cuerpos Superiores de Letrados y de Auditores, así como la de la Escala a extinguir de Censores Letrados y Contables.

En el año 2011 el arquitecto Francisco Carbajosa Iznaola fue quien diseñó el logotipo de La Asociación de los Cuerpos Superiores de Letrados y Auditores del Tribunal de Cuentas desde aquí queremos agradecerle su inestimable aportación.